martes, 8 de mayo de 2018

BÁLSAMO LABIAL CICATRIZANTE

A todos nos ha pasado alguna vez que debido al cansancio o las inclemencias del tiempo o por motivos de salud se nos han secado o irritado tanto los labios que hemos buscado desesperadamente un alivio a esta molestia. Otras veces simplemente nos gusta llevar los labios bien hidratados y de paso con un aspecto mas atractivo.
Ya sea por uno u otro motivo, es ideal tener a mano un buen remedio. Por esto en esta ocasión os voy a enseñar una de mis fórmulas para que os hagáis en casa un maravilloso bálsamo, que no solo os dejará los labios mas carnosos y bonitos si no que curará en un tiempo récord casi cualquier problema que estos padezcan.
He de decir que al igual que cura los labios, debido a las magníficas cualidades que tiene, es también estupendo para curar otro tipo de problemas en la piel.

Ingredientes:

Macerado de Alkanna Tinctoria en aceite de salvado de arroz bio, macerado de caléndula en aceite de girasol virgen bio, manteca de karité bio y cera candelilla.

 En una entrada a este blog (http://migreenblog.blogspot.com.es/2016/04/macerados-en-aceite-doble-funcion.html) Ya expliqué como se hacen y para que sirven los macerados en aceite.

Por lo tanto vamos a macerar Alkanna Tinctoria durante un mes en aceite de salvado de arroz virgen ecológico a poder ser.

El aceite de arroz tiene propiedades maravillosas ya que contiene mucha vitamina E y  encimas como la coencima Q10, por lo tanto protege contra el envejecimiento de la piel provocado por los radicales libres. Es rico en sales minerales y ademas aunque hidrata profundamente no deja sensación grasa en la piel, cosa que me encanta sobre todo cuando lo utilizo para hacer cremas. También favorece la microcirculación venosa. Es un aceite que no huele apenas con lo cual es ideal para las personas que tenemos un olfato bastante sensible.
La Alkanna Tinctoria es una planta llamada tambien popularmente Raiz de traidor. Se utiliza como pigmento que dependiendo del ph de la solución puede ir de rojo fuerte a azul o gris. en nuestro caso aprobecharemos tanto la estética de su precioso color rojo como sus maravillosas propiedades medicinales. Activa la circulación, es hidratante, regeneradora, cicatrizante, fungicida, etc. Es buena para problemas como la psoriasis, dermatitis, fístulas, quemaduras, etc

Vamos ha hacer tambien un macerado de caléndula con aceite de girasol virgen ecológico a poder ser.

 El aceite de girasol virgen ( no el que venden refinado en los supermercados) es ideal para hacer muchos macerados ya que tiene un alto con tenido en vitamina E y por lo tanto tiene propiedades antioxidantes que ademas luchan contra el envejecimiento de la piel. También es antiinflamatorio e hidratante, por lo que es bueno  para problemas de piel como  la dermatitis.
La caléndula o Caléndula officinalis, mejora la circulación, y entre otras, tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizantes y contiene mucílagos que suavizan los tejidos inflamados. 

La manteca de karité tiene cualidades regeneradoras y suavizantes, nutritivas, calmantes, etc

Con todas estas propiedades este bálsamo es ideal para hidratar, y curar nuestros labios y no solo nuestros labios si no cualquier parte del cuerpo.

Una vez que hemos hecho los macerados de Alkanna Tintoria en aceite de salvado de arroz y de caléndula en aceite de girasol ya podremos hacer nuestro ungüento.
En el vídeo que he preparado he hecho unos 60ml aprox. He utilizado un vaso medidor pequeño de 50ml y he ido echado pequeñas cantidades de los dos macerados y de manteca de karite hasta llegar a los 60ml. Se puede echar 20ml de cada o echar mas o menos cantidad de uno u otro ingrediente dependiendo de las cualidades que queramos que predominen en nuestro ungüento o bálsamo. Después he volcado en una jarrita pequeña de cristal que aguanta altas temperaturas y he agregado tres cucharaditas de cera candelilla. Esta cera es ideal para hacer bálsamos labiales. Lo pongo al baño maría hasta que la cera se haya disuelto por completo. Si lo deseas puedes echar 3 o 4 gotas de algún aceite esencial apropiado para el caso. Cuando digo esto quiere decir que os documentéis muy bien antes de usar un aceite esencial y que veáis exactamente sus propiedades y contraindicaciones. Yo no lo voy a usar porque quiero que no huela absolutamente nada.

Una vez derretida por completo la cera y estando todos los ingredientes completamente integrados, es hora de rellenar los botecitos que vayamos a utilizar correctamente limpios y desinfectados. Cerramos los botes y llevamos al frigorífico. Cuando esté sólido ya se puede utilizar.

Si nos gusta de una consistencia mas blanda la próxima vez usaremos un poquito menos de cera o derretiremos de nuevo al baño maría y añadiremos un poquito mas de algún aceite o manteca. Y si nos gusta mas consistente o duro solo hay que volver a fundir y echar un poquito mas de cera. Digo esto porque a cada persona nos gustan las cosas de una manera y al hacerlo nosotros mismos en este caso si podemos rectificar.

Si al terminar de rellenar los botecitos nos sobra bálsamo, no es problema, podemos echar en un bote hermético y mas adelante cuando necesitemos reponer lo derretimos y echamos en nuestro botecito.

Por experiencia propia y de personas que lo han usado, he de decir que este bálsamo labial no solo me encanta si no que me cura de verdad los labios cuando los tengo agrietados. Normalmente se me suelen curar de un día para otro.

 Espero que si alguno lo hacéis y usáis os vaya tan bien como a mi.



martes, 27 de marzo de 2018

CHAMPÚ SÓLIDO DE NARANJA

En mi entrada del blog del 15 de agosto de 2015, expliqué como podemos hacer en casa nuestros champús sólidos. He de decir que desde que descubrí este tipo de champú no suelo usar otro tipo, aunque de vez en cuando me guste lavármelo a lo " No poo".

He probado muchas combinaciones a la hora de preparar fórmulas que funcionen bien, y en mi caso particular todas ellas han funcionado a la perfección. Por eso de vez en cuando voy a seguir compartiendo alguna fórmula nueva.

En esta ocasión os enseño ha hacer un champú sólido de naranja, o mejor dicho, dos champús, ya que voy ha deciros los ingredientes exactos para hacer dos champús de unos 70g cada uno.

Ingredientes:

40g de coco sulfato de sodio
35g de SCI
10g de manteca de karité
15g de agua
60 gotas de pantenol (depende de la sugerencia del fabricante)
60 gotas de Honeyquat 
1 cucharada de kapoor
2 cucharadas de corteza de naranja en polvo
De 15 a 20 gotas de aceite esencial de naranja sanguina.

Esta es mi fórmula, lo que no quiere decir que no pueda ser modificada en algún ingrediente. Si no consigues el SCI puedes sustituirlo por coco sulfato de sodio. O si no puedes conseguir un bote de Honeyquat (Lo compré en Aroma Zone y no se si se comercializa en mas tiendas) puedes sustituir por proteínas de seda o de arroz.

Se trata de que si podemos hacer la fórmula está bien, pero sino conseguimos estos ingredientes siempre se puede innovar. Lo importante es comprender el proceso.


El champú sólido se compone en primer lugar de los surfactantes (Coco sulfato de sodio y SCI) que en este caso son biodegradables y no tóxicos. Los surfactantes se mezclan con agua o infusión. Una vez integrado se añade la manteca o aceite que hemos escogido, en este caso manteca de karité (Que habrá que derretir al baño maría). Después añadimos todos los activos, que pueden ser hierbas pulverizadas, pantenol,etc. En este caso he utilizamos Honeyquat, que es un derivado de la miel que he comprado en Aroma Zone y no se si se comercializa en mas lugares. Después y como toque final añado los aceites esenciales de mi elección, en este caso el de naranja sanguina por su olor agradable, suave y que en mi caso particular no me perjudica a la salud.

Todos los ingredientes utilizados en esta fórmula fortifican, suavizan, nutren, y van bien para cualquier tipo de cabello.

Una vez integrados los ingredientes puede hacer falta rectificar. Si vemos que ha quedado muy seco se puede añadir una mínima cantidad de manteca de Karité, o si por el contrario ha quedado pringoso se puede añadir un poco mas de surfactantes o de polvos de plantas. No obstantes con las cantidades que pongo lo mas seguro es que no haga falta.

Enmoldamos en moldes manejables de silicona presionando bien para que queden bien compactos. Dejamos en el congelador 10 minutos y ya están listos para desmoldar. Yo suelo empaquetar el que no voy a usar todavía en papel para que no pierdan su dureza.

Este champú suele durar mucho tiempo. Para una melena por lo hombros mas o menos, lavando el pelo dos veces por semana, suele durar aproximadamente dos meses y medio. Por eso aunque en principio comprar todos los ingredientes puede parecer caro, a la larga suele salir mas barato.

Es muy importante que cuando lo usemos lo dejemos en una jabonera que escurra muy bien para que el jabón esté siempre seco, de lo contrario se desharía igual que el resto de los jabones y no solo duraría poco si no que sería de tacto desagradable.

Espero que lo podáis hacer y que os guste tanto como a mi.

                               


martes, 20 de marzo de 2018

¿TE ANIMAS A LAVARTE A LO "NO POO"?

Muchos ya conoceréis lo que es un "No poo" pero para quien no sepa a lo que me refiero explicaré que es algo así como " No caca". El termino no poo o no caca es debido a la cantidad de sustancias dañinas que hoy por hoy contienen nuestros productos de higiene y que muchas personas han decidido eliminar de su vida. Por decirlo de una manera un poco escatológica pero muy verdadera e ilustrativa, son personas que pasan de lavarse con caca y deciden usar productos que no dañan ni a la salud ni al medio ambiente.

Claro, yo suelo hacerme mis champús cuidando los ingredientes que uso para que se ajuste a lo que yo quiero en este sentido, pero como enferma de Sensibilidad Química Múltiple a veces tengo que pedir a las visitas que si no tienen un champú o jabón que yo pueda tolerar, que se laven con bicarbonato.

No me gusta pedir a los demás que hagan algo que yo no haría, así que hace poco decidí probar en mi misma este método de limpieza que se utiliza sobre todo para el cabello , aunque se pueda utilizar en el cuerpo.

El método consiste en lo siguiente ( o por lo menos yo así lo hice): Lleno una botella con agua de caliente a templada y le agrego una cucharada de bicarbonato. Agito bien para que se disuelva y reservo. Después cojo otra botella y la lleno de agua de caliente a templada y le hecho un chorro de vinagre de manzana. Una vez que lo tengo preparado ya me puedo duchar y usar mi botella con agua y bicarbonato sobre el cabello y froto bien. Enjuago y después echo mi agua con vinagre. Dejo actuar y vuelvo a enjuagar.

Mi sensación es la de tener un pelo muy suave. En un principio si uno pasa de usar champús comerciales a usar el método "No poo" puede que en el primer lavado se sienta el pelo raro, pero esto es normal ya que las siliconas de los champús comerciales crean una película acumulativa en los cabellos.


El resultado que en mi caso he obtenido, no solo esta si no ya en varias ocasiones, es sorprendente. Supera por mucho al resultado de muchos champús en cuanto a suavidad y brillo.

Ya he hablado en otras entradas del blog de las propiedades del bicarbonato y de el vinagre, que por cierto y añadiéndole un toque personal se puede usar 
también en forma de 
extracto en vinagre, osea dejando 15 días la hierba que escojamos según sus propiedades sumergida en el vinagre y que así aprovechemos tanto su aroma como sus propiedades.

He de decir que como todo en la vida, este método también tiene detractores basándose en que el ph del bicarbonato es muy alcalino para el cuero cabelludo. A mi no me convencen por los siguientes motivos: primero, despues de dejar actuar el agua con bicarbonato y enjuagar echamos el agua con el vinagre, que es ácido. Si mezclas un álcali con un ácido se neutraliza el ph y se transforma en una sal.
Segundo, uno no se va a lavar el pelo todos los días a no ser que sea absolutamente necesario.

En todo caso por probar no se pierde nada y posiblemente uno descubra un buen método y barato para dejar el cabello como nunca, eso si, sin todos estos venenos cotidianos que nos meten en los productos de higiene. 


¿Te animas a probar un No poo"? 


jueves, 8 de marzo de 2018

JABÓN LÍQUIDO MULTIUSOS CON NUECES DE LAVADO

Ya en otras ocasiones os he hablado de las propiedades de las cáscaras de las  nueces de lavado ( Sapindus Mukorossi) que es un fruto que se encuentra en el norte de la India y Nepal y que se utiliza desde hace siglos como producto de lavado o de limpieza.

Por eso en esta ocasión quiero compartir una receta sumamente sencilla para que podáis fabricar un producto que se puede utilizar tanto para la limpieza personal como para la limpieza doméstica. 

Creo que como fregasuelos o jabón líquido de ducha pega mucho.

Evidentemente no conseguimos la misma espuma que se consigue como con los geles o limpiahogares de venta en supermercados ya que estos utilizan otro tipo de surfactantes que hacen mas espuma, pero al mismo tiempo también sabemos que estos productos no solo no son biodegradables si no que dañan la salud lentamente.

 También hay geles y productos para la limpieza ecológica que generan mucha espuma y son muy eficaces a la par que ecológicos. Estos utilizan surfactantes que no dañan al medio ambiente y que no dañan a la salud. El problema es el precio, son mas caros y no están al alcance de todos.

Una bolsa de nueces de lavado suele costar al rededor de 10€ pero suele durar muchos meses bien administrada.

Lo que propongo es que hagáis una decocción de entre 20 a 30 m con 2 litros de agua y unas 20 nueces de lavado ( 20 cáscaras completas).

 A mi personalmente no me gusta mucho el olor de esta decocción. No es que huela tremendamente mal, pero tampoco es un olor exquisito. Por eso prefiero aunar el poder limpiador de las nueces de lavado con las propiedades de algunas plantas que ademas aportarán un olor mas agradable.

Como ya he explicado en anteriores ocasiones las plantas aromáticas pueden poseer propiedades maravillosas en la limpieza. Pueden ser  antibacterianas, fungicidas, antivíricas, antiparasitarias etc.

Siempre recomiendo que os podáis comprar un buen libro que trate bien el tema de las propiedades de las plantas tanto para limpieza como para cosmética. También es muy importante que conozcáis no solo sus virtudes si no sus contraindicaciones.
Yo utilizo mucho un librito pequeño que me costó muy barato y que habla de las propiedades de las plantas para la limpieza.

En el ejemplo del vídeo que he hecho he mezclado las cáscaras con romero, que tiene propiedades antisépticas, antibacterianas y antiparasitarias. Pero es solo un ejemplo. Podemos hacer nuestras propias combinaciones de plantas según el resultado que deseemos.  También podemos echar unas gotas de aceite esencial de calidad (con mesura) si lo deseamos, teniendo en cuenta las mismas precauciones que suelo recomendar. Otra opción es que añadamos a la decocción un poco de vinagre de limpieza o extractos en vinagre.


A partir de esta receta cada uno puede hacer su propia innovación.
El jabón líquido puede servir para fregar los suelos o superficies, lavar la ropa, el cuerpo, el pelo, etc
Como es normal nos gustará mas para unas cosas que para otras.
Si no podéis conseguir las nueces de lavado quizá podáis sustituirla por saponaria officinalis, ya que durante mucho tiempo se utilizó para el mismo propósito.

No tiréis las cáscaras después de la decocción ya que se pueden reutilizar dos o tres veces mas. Si no las vais a usar inmediatamente las dejáis secar bien y las reserváis. Por otro lado esta decocción durará en la nevera de una semana a 10 días aproximadamente ya que no hemos utilizado ningún conservante. Si combinamos con extractos en vinagre o vinagre de limpieza quizá dure mas.


Espero que a alguien de los que me leéis os sea valiosa esta receta y me podáis contar vuestra experiencia con ella. Mientras seguiré buscando maneras de utilizar los recursos mas naturales y menos dañinos a nuestro alcance para una vida mas sana y responsable.

viernes, 16 de febrero de 2018

PESOS PARA COSTURA. Prácticos y Fáciles de hacer

¿Os ha pasado que vais ha hacer patrones de costura y al sacar el rollo de papel lo estiras y se vuelve a enrollar? pones unas tijeras en una esquina, el alfiletero en otra, la regla mas abajo...total! el papel esta lleno de trastos por todos los lados con tal de que se sujete en su sitio y bien abierto para poder trabajar. Lo mismo puede sucedernos con una tela escurridiza, o incluso si queremos replantear unos patrones antes de colocar los alfileres.
En casi 30 años de profesión confieso que esto es lo que me ha pasado. Nunca se me había ocurrido hacer unos pesos para sujetar bien el material y poder trabajar mejor. Pero hace poco me di cuenta de que existían varias maneras de hacer pesos de costura, y os voy ha enseñar una de ellas.

CortamosHe aprovechado un retal de una tela que me vuelve loca y como me daba los recuadros hechos, mejor que mejor. No obstante con cualquier retalillo que tengamos quedarán muy cucos y prácticos. Lo mejor es que siguiendo ciertas pautas usemos nuestra imaginación para hacer nuestros pesos de costura originales.

Es casi tontería explicar los pasos porque es muy fácil. Solo hay que recortar el recuadro o la forma que le vayamos a dar y dejar un centímetro de costura o menos. Cosemos dejando una abertura para poder meter el relleno. Damos unos piquetes allá donde los necesite según la forma. Si son cuadrados en las esquinas, así cuando lo demos la vuelta se verá bonito y la tela no estorbará. Planchamos bien con las costuras hacia dentro y rellenamos con arroz o con lentejas. También podemos usar arena o cualquier otra cosa que tenga cierto peso. 

Rematamos cosiendo una puntada invisible en la abertura que dejamos. y ya están nuestros pesos de costura. 


Parece una tontería pero he de decir que me habría venido muy bien habérmelos hecho antes. A los amantes de la costura igual que a los amantes de cualquier profesión, nos gusta no solo tener las herramientas necesarias y buenas si no también los pequeños detalles que pueden marcar una diferencia.


Espero que os guste la idea y que os sea práctica







.

domingo, 5 de noviembre de 2017

JABONES PARA LIMPIEZA DOMÉSTICA Y DE ARCILLA VERDE PARA LIMPIEZA PROFUNDA

Ha llegado el momento de enseñaros dos jabones que me encantan y que son muy útiles para la limpieza doméstica y para la limpieza profunda que se necesita cuando se trabaja en ciertos oficios: Pintor, mecánico, albañil, etc.

En esta ocasión daré algún truco que que creo que no he dado con anterioridad. No voy a ponerme a explicar como se calculan las cantidades puesto que ya lo he he explicado con anterioridad 
https://migreenblog.blogspot.com.es/2015/10/como-calcular-las-cantidades-de-sosa-y.html ).

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que si queremos obtener un jabón que nos aporte gran cantidad de espuma es necesario que añadamos a nuestra formula una porción de aceite de coco puesto que es el que mas espuma hace. No hace falta que sea una proporción muy grande. Yo suelo echar entre 200 a 250g por cada 1000g de otros aceites. Por supuesto podréis utilizar algo mas si lo deseáis o algo menos si queréis economizar, pero variará tanto la dureza como al espuma que produzca el jabón. El jabón resultante del aceite de coco es de los que mas limpia por no decir el que mas, con lo cual si lo vamos a usar para hacer un jabón que arrastre mucha suciedad, a mas aceite de coco mas espuma y mas limpieza. Como he dicho en otras ocasiones, si el jabón es para uso corporal conviene combinarlo con aceites muy nutritivos por no hablar de la importancia del  sobreengrasado que ya he explicado con anterioridad.

Con estos jabones no aplico el sobrengrasado, con el de limpieza doméstica no procede y con el de arcilla procedería si no lo hiciésemos con aceite reciclado, que es el que muestro en este caso.

Otra cosa muy importante a tener en cuenta es que los jabones tienden a enranciar con el tiempo y mas si están hechos con aceite reciclado. Siempre se aconseja usar en nuestras fórmulas Vitamina E, o un 10% de la fórmula total de aceite de arroz por ser estos muy buenos antioxidantes. No obstante estos ingredientes son caros, en muchos países son difíciles de conseguir y es una pena echar esa cantidad de dinero en algunos jabones. Por esto voy haciendo mis experimentos para encontrar buenos antioxidantes que podamos conseguir en casi cualquier lugar y que ademas nos salgan mucho mas baratos. En esta formula uso infusión de té verde ya que el te verde es un gran antioxidante. Siempre hay que dejarlo enfriar bien antes de utilizarlo pues de lo contrario al añadir la sosa y producirse una reacción química exotérmica ( sube mucho de temperatura) se sumaría a las altas temperaturas de la infusión y conseguiríamos que ocurriese un accidente y se desparramase la lejía resultante por el mostrador, pudiendo ocasionar quemaduras a quien le pudiese salpicar.
He podido comprobar durante bastantes meses y con varios lotes de jabón que elaborándolos con te verde no enrancian, incluso menos que usando aceite de arroz. Eso si, puede que a veces nos queden un poco mas oscuros debido al color de la infusión.

Poco a poco iré experimentando con mas sustancias antioxidantes e iré viendo si son eficaces para este propósito en concreto.

Algo que suelo recomendar con el aceite que guardamos para elaborar nuestros jabones es que introduzcamos en él hierbas aromáticas y a ser posible con propiedades. En el ejemplo que os enseño en el video usé un macerado de lavanda. Para mi gusto la lavanda da un olor bastante fuerte, pero en mi caso se debe a un problema de salud que me provoca hipersensibilidad olfativa. Se pueden usar tanto en solitario como combinados: Tomillo, romero, limón, naranja, eucalipto, salvia, canela, clavo, etc.
Así también ahorraremos aceites esenciales porque nuestros jabones resultarán con un aroma sutil.

En cuanto al jabón de arcilla, este, resulta muy eficaz para arrastrar partículas y por lo tanto muy eficaz para eliminar del cuerpo la suciedad muy incrustada. Se puede elaborar como he dicho anteriormente con aceites especiales y utilizando la técnica del sobreengrasado. En ese caso no solo servirá para la limpieza profunda que requieren ciertos oficios si no también para hacer una buena limpieza de cutis.


 En el video que he elaborado para enseñaros el proceso no uso las cantidades que os pondré como ejemplo porque utilicé todo el aceite que tenía guardado.

EJEMPLO

1000g aceite reciclado de oliva o girasol (Macerado con las plantas que deseemos).
250g aceite de coco.
350g de infusión de te verde.
181g de sosa caustica (Hidróxido de sodio)

Para el jabón de arcilla ademas necesitaremos 3 cucharadas de arcilla verde por cada 300/400g de traza aproximadamente.



Como siempre, recuerdo la importancia de usar guantes, gafas protectoras, mascarilla, tener a mano vinagre para neutralizar la lejía en caso de salpicadura o accidente y estar en un sitio bien ventilado y/o con un extractor en funcionamiento.

El proceso ya lo he explicado en otras ocasiones así que lo mejor es que veáis el vídeo, que aunque dura 9m aprox. explica paso a paso el proceso a seguir. 
Espero que me podáis comentar que tal os ha ido y que os guste lo mismo que a mi.




jueves, 19 de octubre de 2017

DESODORANTE CON BICARBONATO

Desde que estoy concienciada de el hecho de que todo lo que nos echamos por la piel entra en nuestro torrente sanguíneo y en nuestro cuerpo, cuido mucho lo que me pongo encima.

Algo que nos ponemos encima todos los días y que hay que tener muy en cuenta es el desodorante. En estos últimos años he probado varias fórmulas con mejor y peor resultado. 

Cuando empecé a usar la piedra de alumbre me gustó que es algo que en principio no hace daño a la salud, es natural, no huele a nada y dura incluso años. El inconveniente que tiene es que no siempre te hace el mismo efecto. Me imagino que ahí influyen factores como la temperatura, el estado hormonal y/o físico de cada uno, etc.

Había oído a muchos que lo usan para este fin, decir que lo mejor es el bicarbonato, así que alguna vez me propuse probar con la consecuencia para mi de que se me irritaban las axilas por lo abrasivo que es. Las partículas del bicarbonato no solo me arañaban si no que no se mantenían en su sitio.

No obstante he descubierto que si lo pulverizo con un molinillo de café o con un buen robot de cocina puedo conseguir un polvo muy suave que no araña para nada.

Pensé que si unía el poder del bicarbonato con el del alumbre podría hacer un desodorante que fuese "la caña" a nivel de protección. Así que me puse manos a la obra y mezcle una proporción que mas o menos pensé que iría bien, aunque pienso que cada uno debería adaptar las proporciones a sus necesidades.
Eché cuatro cucharaditas de bicarbonato pulverizado y una de alumbre. He añadido cuatro gotas de aceite esencial de limón por que es el aceite esencial que mejor tolero.


En cuanto al aceite esencial a usar, que en el caso de este desodorante es opcional,  es importante saber muy bien que propiedades tiene y sus contraindicaciones, así como cerciorarnos de que es un aceite esencial auténtico y de calidad comprado en un sitio especializado. También habría que tener en cuenta si uno va atufando a aceites esenciales y no lo sabe.

 He de decir también que se pueden reciclar los trozos resultantes de cuando se nos cae la piedra de alumbre y se hace añicos, se muelen en el molinillo y ya está. No obstante es fácil encontrar el polvo de alumbre en tiendas especializadas online.

El polvo resultante de la mezcla que hemos hecho lo metemos en un tarro o bote y lo podemos aplicar con una brocha o esponjilla.

No he querido publicar en el blog hasta no haber probado que tal funcionaba y he de decir que no es que esté contenta, estoy lo siguiente. Estoy muy satisfecha con el resultado, así que espero que vosotros también lo estéis. 

Ingredientes:
Bicarbonato, polvo de alumbre, aceite esencial (opcional).