martes, 13 de octubre de 2015

COMO CALCULAR LAS CANTIDADES DE SOSA Y AGUA PARA NUESTROS JABONES

Ya hemos hablado de las ventajas que tiene  hacer nuestros propios productos de higiene y belleza. Pero para poder hacerlos hay que aprender. 

Vamos a empezar por los jabones que usamos para la higiene personal. Ya publiqué con anterioridad el método para hacer jabón con aceite usado  http://migreenblog.blogspot.com.es/2015/07/hacer-jabon-casero-con-aceite-usado.html.
 Aunque no pasaría nada por usarlo para lavarnos, no sería lo ideal. Sería conveniente usar aceites que no se hayan utilizado y combinarlos aprovechándonos de las distintas propiedades de cada uno. Unos tienen propiedades muy limpiadoras mientras que otros tienen propiedades mas emolientes o hidratantes.
 Lo bonito es poder crear nuestras propias recetas.

                          

Vamos ha hacer un ejercicio práctico de como calcularíamos las cantidades de NaOH (sosa caustica) y agua para nuestro jabón.

Imaginemos que utilizamos 300g de aceite de oliva que es muy hidratante pero no hace espuma, 300 g de aceite de coco que es muy limpiador y hace mucha espuma, y 300g de aceite de palma que hace jabones muy suaves y duros. Necesitaremos tener una tabla de saponificación para poder consultarla si no nos hemos aprendido las cifras. ¿Que es la tabla de saponificación? es una tabla en la que se nos indica la cantidad de NaOH que se necesita  para saponificar cada gramo de la grasa que vamos a utilizar. Osea si el índice de saponificación del aceite de oliva es 0,134, el de coco es 0,190 y el de palma es 0,141 el cálculo sería el siguiente.


     ( Oliva 300 x 0.134 = 40.2) + (Coco 300 x 0.190 = 57) + (Palma 300 x 0,141 =42.3) = 139.5g

Ya hemos calculado la cantidad de sosa caustica que necesitaríamos para estos aceites y estas cantidades. Recordemos que los aceites los medimos en gramos y no en ml.

Para calcular la cantidad de agua que necesitamos calculamos el 28% de la cantidad total de gramos que pesa el aceite.

                         300+300+300=900g         900 x 28 /100= 252g agua

El método sería el mismo que con el aceite usado pero con aceites buenos. Se puede saponificar en frío dejando un tiempo para que enfrié lo suficiente la sosa y no haya así que calentar demasiado los aceites, impidiendo con ello que se degraden sus propiedades.

Como ya expliqué anteriormente es muy importante dejar curar el jabón unas cinco semanas, ¿porque? porque en ese tiempo se producen reacciones químicas que convierten los aceites o grasas y la sosa caustica en jabón y glicerina.

Tal y como lo hemos calculado todos los gramos de aceite se convertirían en jabón. Si queremos un extra de hidratación tendríamos que utilizar la técnica del sobreengrasado. El sobreengrasado consiste en calcular un porcentaje de hasta un 7 u 8 % de aceite que no saponificaría. ¿ como se calcula? 
Supongamos que queremos sobreengrasar un 3%. Tendríamos que restarle el 3% del total de la sosa que vamos a utilizar.
                                        
                                   139.5 x 3/100= 5.8
                                   139.5-5.8=133.7g de sosa



Si al principio no queréis utilizar la técnica del sobreengrasado no lo hagáis y así no os complicáis.
Hay que tener en cuenta que los aceites se enrancian, unos mas que otros, con lo cual sobre todo si vamos a sobreengrasar conviene añadir a la traza del jabón vitamina E.

He hecho una recopilación de indices de saponificación de algunos aceites y mantecas. Espero que os sirva para hacer vuestras recetas.