viernes, 25 de diciembre de 2015

COMO ARREGLAR UN JABÓN QUE NO HA CUAJADO

En alguna ocasión nos puede ocurrir que a pesar de hacer y usar lo mismo que en otras ocasiones, el jabón que estamos haciendo no cuaje o se corte, igual que con la mayonesa.
A veces ocurre por una pequeña tontería que no alcanzamos a identificar. En el vídeo que he hecho arreglo un jabón que puede haberse estropeado porque no utilicé el termómetro para medir las temperaturas (se me había roto) o porque estaba haciendo una receta que llevaba  una pizca de ácido cítrico y a lo mejor le eché una pizca mas de la cuenta.
Sea como fuere se me cortó y es algo que fastidia bastante porque en este caso utilicé aceites muy buenos y activos que tampoco son baratos.


                     
Después de investigar por aquí y por allá decidí utilizar el método de la harina. No se si habrá algún método mas.
El método es tan simple como añadir una cucharada de harina por cada litro de jabón que queremos arreglar. En este caso utilice menos cantidad. Se bate bien con la ayuda de la batidora y vemos como se convierte en una pasta espesa. Echamos la pasta en el molde y dejamos los días que haga falta para que se pueda desmoldar. En el caso del vídeo que muestro solo estuvo dos días. Pasado este tiempo desmoldamos y cortamos. Ya solo hay que dejarlo curar cinco semanas como cualquier otro jabón que hayamos hecho.
 Eso si, muy bonitos no quedan, pero por lo menos conservará las propiedades del jabón que queríamos hacer.

Espero que os sea de utilidad y si conocéis otro método me lo hagáis saber con vuestros comentarios.