lunes, 27 de marzo de 2017

EXTRACTOS EN VINAGRE PARA LIMPIAR SANAMENTE

De muchos es conocido las bondades del vinagre para una buena limpieza sana y ecológica. 
Es un buen desinfectante, antical, desodorante, suavizante etc. 
Diluido con agua se puede utilizar para limpiar suelos, cristales y muchas superficies. Es un potente eliminador de la cal, por lo que es muy útil para limpiar la grifería de la casa, quitar la cal del inodoro y el mantenimiento de nuestra lavadora. También elimina manchas de óxido y combinado con bicarbonato puede eliminar atascos leves de las tuberías añadiendo después de dejarlo actual agua caliente. Siempre que se combine con bicarbonato habrá una reacción química puesto que el bicarbonato es una base y el vinagre un ácido. Cuando mezclamos una base (alcalino) y un ácido se produce una reacción química que hace que se neutralicen tanto la base como el ácido y dará como resultado una sal (En este caso acetato de sodio). El uso de vinagre en la limpieza sirve no solo para desinfectar si no para desodorizar. El echar un chorro de vinagre en el agua para fregar ayuda a eliminar los olores de la casa y aunque en húmedo huela una vez seco dejará de oler. En habitaciones con olores fuertes, ya sea porque se ha pintado o porque huela a cerrado o por cualquier otro motivo, se puede poner un cuenco con agua y vinagre para ayudar a que se vaya el olor. Puede eliminar restos de quemado de las cacerolas y sartenes usándolo puro. Como suavizante de la ropa es estupendo ya que actúa como neutralizador del agua dura y del jabón que es alcalino. Yo suelo lavar la ropa echando bicarbonato en la cubeta del detergente y vinagre en la del suavizante y he de decir que después de seis años lavando la ropa así no lo cambio por ningún detergente. La ropa sale oliendo a limpio simplemente y con el añadido de que no se acumulan restos de detergente y suavizante en los tejidos, como resultado la ropa dura mas y los colores son mas vivos.
En fin, esto es un suma y sigue de posibles usos, todos buenos y ecológicos.

QUE VINAGRE USAR
Los mejores vinagres para utilizar en la limpieza son el vinagre blanco de limpieza y el de manzana. El vinagre blanco de limpieza se obtiene debido a la fermentación de alcohol puro de caña de azúcar, maíz o malta. Son preferibles estos vinagres no solo por su efectividad si no porque no manchan y porque no tienen un olor tan penetrante como el vinagre de vino.

Aun así muchas personas no toleran bien el olor a vinagre o les resulta desagradable. Por esto voy a proponer una solución para poder limpiar con vinagre aprovechando sus beneficios y al mismo tiempo utilizar plantas y flores que son muy útiles en nuestro arsenal para la  limpieza.

COMO HACER EXTRACTOS EN VINAGRE Y PARA QUE SIRVEN
Los extractos e vinagre o macerados en vinagre combinan el poder limpiador y desinfectante del vinagre con las propiedades de cada planta que deseemos utilizar. Al mismo tiempo conseguimos mediante hacer estos macerados que el olor a vinagre no sea tan fuerte y que quede aromatizado con la fragancia natural que hemos escogido. Así, si somos de los que nos gusta que las cosas huelan a algo, podemos conseguirlo mediante métodos naturales evitando los productos químicos y almizcles sintéticos que tanto daño hacen a la salud.

El método consiste en coger un bote de cristal que esté limpio e introducir en el la hierba que deseamos utilizar ya sea fresca o seca (si está seca se utilizará menor cantidad) rellenaremos el bote de vinagre hasta que las plantas estén bien cubiertas y tapamos. También se pueden hacer con cáscaras de naranja y/o de lima y limón. Etiquetamos bien y esperamos de 10 a 15 días para poder utilizar.
Es conveniente que nos informemos bien de las propiedades y efectos secundarios de las plantas que deseamos utilizar. En Internet hay paginas especializadas que contienen guías de plantas muy fiables. Yo utilizo mucho la pagina "www.botanicla-online.com" y algunos libros de consulta que me encantan como "Remedios y fórmulas caseras para el cuidado del hogar" de Louise Gruenberg.
 En algunos casos si no tengo macerados en vinagre o las plantas que quiero usar, también puedo echar en el cubo del agua aparte del chorro de vinagre unas gotas de aceites esenciales, eso si, teniendo aun mas especial cuidado, ya que muchos aceites esenciales son neurotóxicos o tienen efectos secundarios a tener en cuenta. No porque algo sea natural es inocuo.

Los extractos que hice para el vídeo son de pino, eucalipto, poleo menta, rosas y salvia, pero son solo un ejemplo. 
A continuación pongo un ejemplo de algunas plantas y sus propiedades:

Pino: Antibacteriano, antiséptico, repelente de insectos. De hecho se puede usar para fumigar.

Salvia: Antibacteriana y repelente de insectos. No usar en caso de embarazo o de enfermedades como cáncer de mama o que puedan verse afectadas por los efectos estrogénicos de la planta. No usar en aceite esencial.

Poleo menta: Repelente de moscas, mosquitos, pulgas, garrapatas etc. Está contraindicado para el embarazo y no debe usarse en aceite esencial.

Eucalipto: Antiséptico, antimicrobiano, antifúngico, y repelente de insectos. Se puede utilizar para desinfectar el aire. El aceite esencial es neurotóxico.

Romero: Antiséptico, antiparasitario.

Menta: Antiséptico, antiparasitario, antivírico. No usar el aceite esencial si se padece de ciertos problemas del corazón.

Laurel: Antibacteriano, fungicida, repelente de cucarachas e insectos.

Si en vez de plantas se van a utilizar aceites esenciales conviene comprarse una buena guía de aceites esenciales, y como siempre digo nunca hay que abusar de su uso, usando pocas gotas se consigue el efecto deseado y usando muchas el indeseado.

Os dejo un vídeo que he preparado para que veáis el proceso y de verdad que espero que os pueda servir a un buen porcentaje de los que leáis este artículo.






lunes, 13 de febrero de 2017

IMPERMEABILIZA TU CALZADO DE ANTE

El otro día encontré por fin unas botas cómodas para llevar con pantalones, el único problema, que eran de ante. La dependienta me ofreció un spray para impermeabilizarlas pero yo de estas cosas no me fío pues la mayoría de los productos comerciales traen sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente, por lo que decidí buscar trucos caseros y ecológicos en la red.

Así que lo que os enseño en esta ocasión es como he impermeabilizado mis botas con una simple vela ecológica y un secador de pelo. 

He frotado la vela por todo el ante y una vez cubierto lo he derretido con el secador para que la cera penetre. 

Desde luego ni falta hace que diga que las botas no quedan igual que cuando las compré, pero tampoco iban a quedar igual después de dos o tres puestas y mas si se me hubiesen mojado, con lo cual me da lo mismo.
Después he hecho la prueba echando agua encima y parece que de verdad han quedado impermeables, aunque presiento que quizá deba repetir de vez en cuando la operación.

También he de decir que como repetí el proceso en dos ocasiones y yo soy un poco exagerada (estoy trabajando en ello) al secar se puede ver algo de cera , por lo que aconsejo que si esto pasa se le de un buen cepillado a las botas y se vuelvan a calentar con el secador. 

He visto que este método también se puede utilizar en zapatillas de tela, aunque yo no lo he probado.

Según el material seguro que hay mas métodos para hacerlo, pero yo siempre intento buscar el que no hace daño a las personas ni al medio ambiente. 

He preparado un vídeo para que veáis el proceso a ver que os parece. Espero que os sirva y que me podáis mandar vuestras sugerencias.


                                

miércoles, 4 de enero de 2017

GERMINADOS, SÚPER ALIMENTO AL ALCANCE DE MUCHOS

Hoy voy a hablaros de algo que en su momento me fascinó, se trata de los germinados. 
Tras leer un libro que hablaba de la importancia de las encimas digestivas a la hora de hacer buenas digestiones y de asimilar bien los nutrientes, en el cual te hablaba de incluir germinados en nuestra dieta con ese fin, me puse a ello con mucha ilusión y probé de muchos tipos. 


Por eso quiero compartir con vosotros alguna cosilla  con respecto a este tema y que creo que os puede interesar.
Los germinados son un alimento vivo rico en nutrientes maravillosos para el ser humano. Son un manantial de clorofila, encimas, vitaminas, aminoácidos (proteínas) y muy apropiado para cualquier tipo de alimentación.

Las semillas, al germinar, liberan los nutrientes que almacenan en su seno a modo de estallido, adquiriendo así un altísimo valor alimenticio.
Las semillas germinadas  son ideales para personas que hacen dieta, para niños en edad de crecimiento, para los mayores, los vegetarianos, los atletas, para los que tienen una actividad física o mental considerable durante el día y no siempre comen bien, o para cualquier persona que quiera llevar una dieta mas saludable.

La semilla está compuesta de una estructura de base (germen o embrión) y de una reserva nutritiva que lo alimentará, todo ello recubierto de una envoltura protectora. Bajo esta envoltura se esconden la forma básica y las características de la futura planta, así como las reservas de energía necesarias para el desarrollo del embrión. Durante la fase de absorción, la semilla duplica su volumen y revienta la cáscara protectora. Sus enzimas se activan y comienza una transformación fantástica.

Las propiedades de las semillas germinadas son muchas. Las enzimas se activan a gran velocidad en el proceso de germinación (estas se destruyen si se cocinan a temperaturas superiores a 40ºC), son encimas exógenas, osea, que no provienen de los mecanismos que posee nuestro cuerpo para ese fin si no que las añadimos nosotros mediante la alimentación.
Las encimas son imprescindibles para poder digerir y descomponer los alimentos y para que podamos aprovechar bien sus nutrientes. Los alimentos procesados nunca tienen encimas, solo los alimentos crudos. Si comemos solo alimentos cocinados nuestro hígado, vesícula, etc serán los encargados de aportar las encimas necesarias para descomponer cada tipo de alimento. El problema es que con la edad avanzada, las reservas y la fuerza metabólica se encuentran bajo mínimos. De ahí la importancia de consumir alimentos crudos y germinados en estos casos.

Comer germinados también aumentan las defensas naturales, desintoxican, reducen el exceso de peso,mejoran la vida sexual, retrasan el envejecimiento y ayudan a que estemos mas radiantes y guapos.


A continuación voy a poner una selección de varias semillas y las propiedades de sus germinados:

ALFALFA: Contienen vitaminas A, B, C, E y K, ademas de calcio, magnesio, potasio, hierro, selenio y zinc.

TRIGO SARRACENO: Rico en minerales y vitaminas (especialmente la E y vitaminas del complejo B). Fortalece las paredes de las arterias, reduce la presión sanguínea y ayuda a aliviar las varices.

FENOGRECO: Es un limpiador sanguíneo y renal. Contiene fósforo, hierro y oligoelementos en abundancia. Estimulan las funciones digestivas y el funcionamiento del hígado. Recomendable para las personas que quieren ganar peso pero no en forma de grasa. Se le atribuye la propiedad de elevar la energía sexual.

JUDÍAS MUNGO: Contienen proteínas, especialmente el aminoácido metionina, que tiene un efecto relajante en el cuerpo. Son ricos en vitamina C, hierro y potasio.

AVENA: Tiene un alto contenido en silicio, elemento necesario para el desarrollo de las estructuras musculares, cerebrales y nerviosas. Rica en vitamina B y E, proteínas, carbohidratos, fibra y minerales. Recomendable para casos de trastornos nerviosos, depresiones y alteraciones del sueño.

CEBADA: Se recomienda para personas a las que las cuesta subir de peso.

CENTENO: Su alto contenido en vitamina E lo convierte en el cereal idóneo para el corazón, los músculos, y el aparato reproductor.

TRIGO: Lo llaman el maná verde. La hierba del trigo que empieza a germinar es uno de los alimentos mas ricos en vitaminas y minerales que podemos tener a nuestra disposición. El poderoso efecto regenerador, revitalizador y terapéutico de la hierba del trigo se debe no solo a su elevada proporción de clorofila, si no también a la gran cantidad de vitaminas, minerales, oligoelementos y otras sustancias vitales que contiene. Según muchos bioquímicos, la hierba joven de trigo es el alimento que posee mayor proporción de vitaminas, minerales y oligoelementos. Por ejemplo contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B17, C (60 veces mas que las naranjas), E (50 veces mas que las lechugas y las espinacas), ácido fólico, ácido pantoténico y colina, entre otras sustancias vitamínicas, incluso vitamina B12 que es tan difícil de encontrar en los vegetales. Entre los 90 minerales y oligoelementos que aporta destaca su contenido en calcio (11 veces mas que la leche o las espinacas), magnesio (5 veces mas que los plátanos) hierro (5 veces mas que las espinacas) , cobre (5 mas que los cacahuetes y las espinacas), cinc, manganeso, selenio, yodo y potasio. Posee ademas todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo precisa para formar proteínas.

hay muchos mas tipos de germinados que se pueden preparar y consumir, solo he puesto una muestra. La información que aquí os expongo la he recopilado de un pequeño gran libro que trata sobre el tema : "Mas energía y salud con los germinados" de Luisa Martín. Mas abajo os pondré los datos del libro por si alguien lo quiere comprar ya que en un libro muy pequeño se aprende mucho. No obstante hay muchos libros y muy buenos que tratan el tema.

 ¿Como hacer germinados?

Primero seleccionamos las semillas que queramos consumir, ya sea por su sabor o por sus propiedades. Intentaremos que sean de buena calidad y a ser posible ecológicas. Podemos encontrarlas fácilmente en herbolarios. Ponemos en remojo durante unas horas las semillas con agua buena. Podemos usar una germinadora de venta en herbolarios, en tiendas especializadas o por Internet, o usar otros métodos. Está el método del bote de cristal o como yo hacía antes, compraba una tartera que llevase rejilla en la parte de abajo y si esta era muy abierta ponía una tela de mosquitera para que no se colasen las semillas. 



Hay muchos métodos que podéis buscar en libros o en Internet.
 Pues bien, después de unas horas en remojo, echamos las semillas en cada piso de la germinadora, o las echamos en un bote de cristal o en la tartera que hayamos escogido. Seguidamente las lavamos o enjuagamos con agua, esta tendrá que drenar muy bien pues las semillas tienen que quedar hidratadas pero no encharcadas. Cuando usamos el método del bote de cristal le pondremos en la boca tela de mosquitera con una goma para así poder verter el agua sin que se caigan las semillas, lo pondremos en un plato y en el culo del bote pondremos algo para que quede inclinado hacia la boca del bote, así no se pudrirán las semillas. 


El agua resultante del lavado de las semillas o se tira o se usa para regar las plantas. Esta operación se realizará dos veces al día mínimo.
 Cada semilla tiene un tiempo para germinar, por ejemplo, el trigo germina enseguida y de hecho hay que consumirlo pronto porque en poco tiempo ha crecido demasiado, pero las semillas de cebolla o ajo tardan mucho mas. Hay quien no quiere que sus germinados se vean verdes y los protegen de la luz para que así no hagan la fotosíntesis, aunque a mi me gusta que si la hagan pues el aporte de clorofila es importante.


Hay semillas que una vez germinadas es mejor quitarles la cáscara, en otras no hará falta. Lo mejor es consumirlas crudas en ensaladas o sandwich pues si las cocinamos a mas de 40º C las encimas y muchas vitaminas morirán, no obstante hay recetas que se cocinan con germinados, como por ejemplo la cocina oriental, y que sin duda lleva un aporte extra gracias a estos. 



Espero que podáis descubrir un nuevo mundo culinario con estas joyas que se nos ha provisto para nuestro disfrute y que podais ver los resultados maravillosos de consumirlas.

Como es mi costumbre y siempre que puedo os he hecho un vídeo con el paso a paso. ¡Que aproveche!




Bibliografía: "Más energía y salud con los germinados" Luisa Martín. Editorial: Oceano Ambar. ISBN:84-7556-101-2